Antes que nada, debes saber las diferencias entre un suplemento y un complemento alimenticio, en ambos casos, se busca cuidar la alimentación de cualquier persona con ayuda de una dieta balanceada.

Los SUPLEMENTOS tienen como función cubrir la falta de algún mineral o vitamina que no se obtiene a través de la alimentación regular. De deben prescribir por un médico, ya que consumirlos sin supervisión provocan desechos del cuerpo sin beneficios, sin embargo son ricos en nutrientes esenciales como proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales.

Mientras tanto, los COMPLEMENTOS refuerzan los nutrientes que se ingieren en los alimentos por eso las cantidades recomendadas son mínimas, también se encuentran en alimentos como cereales y leches adicionadas. Son elaborados con algún nutriente específico como alguna vitamina, mineral, proteína o carbohidratos.

Si quieres saber si necesitas de complementos o suplementos consulta a tu médico para que te diagnostique de forma adecuada si tienes falta de atención, piel reseca, entre otros síntomas.

Los complementos alimenticios no pueden reemplazar la variedad de alimentos que son importantes para una dieta saludable, para su uso, puedes seguir estos consejos:

  • Comenta a tu médico sobre los complementos que consumes
  • No superes la dosis recomendada por el fabricante
  • Deja de tomarlos si observas efectos secundarios
  • Lee información fiable y consulte a profesionales sanitarios como farmacéuticos, doctores y nutriólogos.