¿Sabes qué es automedicarse y sus consecuencias? Pues bien, en la actualidad esta mala práctica es conocida como una enfermedad moderna y mala práctica para quienes padecen dolores o enfermedades “no tan graves”.

La automedicación es un proceso en el que un paciente o enfermo toma medicinas sin consultar a un médico, es decir que cada quien sabe lo que consume. Se ha detectado mediante encuestas que el 88% de mexicanos se ha automedicado o es una práctica constante.

Tomar medicinas sin el consentimiento de un doctor, puede ser más económico, fácil y efectivo ¿o no? Las razones por las que se han realizado infinidad de campañas para evitar la automedicación no han sido eficientes, sin embargo los pacientes pueden presentar riesgos o consecuencias y efectos secundarios graves como:

  • Intoxicación por medicamentos
  • Daño de órganos
  • Ocultar la verdadera enfermedad
  • Alargar o agravar el padecimiento
  • Crear resistencia a un antibiótico
  • Dependencia
  • Facilita el contagio de enfermedad
Sabemos que actualmente los servicios de salud son eficientes, con procesos tardados para recibir atención o no contamos con el tiempo para acudir con especialistas, sin embargo es algo seguro. Aun así, muchos hemos presentado gripa, dolor de cabeza o malestar estomacal, mismos problemas que se nos hace fácil atacar con analgésicos, antigripales, antibióticos, los principales productos utilizados para automedicarse.

Ahora te recomendamos estos pasos de médicos que buscan una automedicación responsable como:

1.Seguir las indicaciones que aparecen en las cajas y etiquetas de los medicamentos de libre acceso.

2.Evitar el uso de los medicamentos manera permanente.

3.No extender el empleo de los fármacos o incrementar dosis por arriba de lo que aparece en la etiqueta.

4.No tomar dos medicamentos que contengan sustancias distintas, pero que sirven para aliviar un mismo problema.

5.Si visitas al médico, informarle qué medicamentos de libre acceso estás tomando.

6.Interrumpir el uso de medicamento si el síntoma persiste o se agrava y visitar al médico.

7.No tomar ningún medicamento con bebidas alcohólicas.

8.No dar a los niños un medicamento para adultos ni ajustar la dosis o modificar el tiempo de tratamiento.

9.En el caso de mujeres embarazadas o lactantes verificar que no haya contraindicación.

10. Para personas ancianas o mayores, se tiene que consultar a un médico antes de suministrarles cualquier medicamento.

11. No tomar laxantes en casos de dolor de estómago, nausea o vómito.

12. No tomar descongestionantes nasales, antigripales o antitusígeno en personas que sufren de presión arterial elevada o con problema de corazón o tiroides.

13. Abstenerse de tomar antiácidos si se tiene algún problema en los riñones

14. Abstenerse de utilizar antialérgicos si se padece de glaucoma

15. No suministrar dosis a personas con dificultad para orinar o respirar debido a un problema de bronquitis crónica o enfisema.


En Medica Dalí, ponemos a tu disposición gran variedad de productos médicos, los mejores para equipas consultorios o instituciones de salud, y estamos a favor de la calidad de vida de los pacientes, por eso recomendamos no automedicarse y acudir con tu médico.