Está claro que los grandes avances científicos que se produjeron a lo largo de los últimos siglos han permitido que las Ciencias de la Salud desarrollen un conjunto de conocimientos y técnicas que han aumentado notablemente nuestra esperanza de vida. Pero, al mismo tiempo, son muchas las evidencias científicas que nos muestran con claridad que cada persona es el principal protagonista y artífice de su salud en la edad adulta.

Todos los días tomamos una gran cantidad pequeñas decisiones que son determinantes para alcanzar una mayor calidad de vida y para conservar o mejorar nuestra salud. Por ello, en este apartado aportaremos un conjunto de consejos que se relacionan precisamente con aspectos de nuestra vida que pueden ejercer un rol preventivo y aportarnos mejoras en nuestra salud. Son los siguientes:

Revisiones medicas

Vacunas

Higiene personal

Higiene del hogar

Primeros auxilios

El botiquín

Protección de sol

Fuente: http://www.saludenfamilia.es/general.asp?seccion=482